En términos médicos, la fascitis plantar es una inflación o estiramiento del tejido elástico, que ocurre desde el hueso calcáneo hasta la zona metatarsiana y cuyo síntoma principal, es un dolor agudo del talón.

Aquí te ayudaremos a solucionar este malestar, con algunos de los tratamientos caseros para fascitis plantar más efectivos que existen

Al igual que cualquier otra enfermedad, para poder combatir los síntomas y eliminar el dolor, es importante conocer cuáles son las causas que producen dicho malestar.

Cuando se trata de fascitis plantar, algunas de las causas más comunes son:

  • Forma incorrecta de pisar al caminar o correr.
  • Realizar actividades deportivas sobre superficies duras.
  • Utilizar calzado duro o inadecuado para el tipo de pie.
  • Permanecer muchas horas de pie.
  • El Sobrepeso.
  • Síndrome del arco alto, pies planos o traumatismos en el tendón de Aquiles.
  • Fractura del calcáneo por estrés.
  • Desgaste de los tejidos blandos del pie, ocasionado por el proceso natural de envejecimiento.
 

Identificar alguno de estos síntomas, es una tarea bastante fácil. El diagnóstico normalmente se realiza a través de un examen físico. 

 

Diferentes tratamientos para la fascitis plantar

Dependiendo de la categoría de la lesión y del dolor, existen diferentes tipos de tratamientos de fascitis plantar, dentro de los cuales destacan los quirúrgicos y no quirúrgicos.

Estos últimos resultan más efectivos, menos dolorosos y sobre todo más asequibles. La mayoría de ellos, se basan en estiramientos y masajes musculares del pie y talón.

Estiramiento de la pantorrilla

Este fascitis plantar tratamiento, consiste en realizar estiramientos todos los días, durante 6 a 8 semanas. El proceso debe durar al menos 3 minutos por día y cumplirse en ambos pies.

¿Cómo se realiza?

Estando totalmente de pie, da un paso hacia atrás sin mover uno de tus pies. Al permanecer en esa posición, asegúrate de inclinar tu cuerpo hacia delante (con las manos en la cadera), para crear un poco de tensión sobre tus gemelos. Haz lo mismo con la otra pierna.

Estiramiento de la fascia plantar

Este tipo de fascitis plantar tratamiento casero, es uno de los más recomendados. Este ejercicio consiste en estirar la planta del pie.

Asegúrate de realizarlo al menos 5 veces al día durante un mes, luego crea tu propio programa de estiramientos, sobre la base de 3 o 4 veces por semana.

Este estiramiento te ayudará a disminuir los síntomas de dolor, hasta un 50% más que cualquier otro ejercicio.

¿Cómo realizarlo?

Toma con tu mano derecha, la punta de los dedos de tu pie derecho y tira hacia atrás para estirar la planta del pie.

 

Es importante que generes una fuerza leve y mantengas tu pierna estirada. Haz lo mismo tu pie izquierdo. Puedes realizar este estiramiento sentado o acostado, con el talón de tu pie sobre una almohada.

Plantillas para fascitis plantar

Quizás uno de los productos más efectivos del mercado, para tratar los síntomas de esta afección y que en nuestra tienda especializada podrás encontrar, son las plantillas para fascitis plantar.

Las plantillas anatómicamente diseñadas, te ayudarán a disminuir los síntomas de dolor y a distribuir correctamente el peso del cuerpo.

Adicionalmente, mejorarán tu forma de caminar y reducirán la presión producida sobre tu talón, durante de la jornada diaria.

Si quieres conocer más tratamientos caseros para la fascitis plantar, te invitamos a navegar por este sitio web.

 

Aquí te ayudaremos a tratar este problema con productos y tratamientos 100% efectivos. Contáctanos a través de nuestras direcciones y conoce todos nuestros servicios.